Regateando que es gerundio

Me he animado a escribir este post por una anécdota que me ha ocurrido hoy por la mañana. Soy muy vago para ello, podéis ver que hace casi un año que no escribo, pero lo hoy acontecido merece el esfuerzo.

Mi trabajo tanto en Deskontu como en DDonosti me ha llevado a conocer a mucha gente de lo mas variopinta de esta ciudad en la que vivimos. Comerciantes y hosteleros muchos. Como en botica, los hay de todo tipo.

He estado en un bar-restaurante explicando el funcionamiento de Deskontu. Han sido ellos los que se han puesto en contacto con nosotros, y en estos casos la mitad del trabajo ya está hecho. Conocen la web y solemos tratar sobre qué ofrecer, porcentajes de descuento y nuestra comisión.

Tenían claro el qué, el porcentaje mínimo de descuento, el 40% por ciento, les cuadraba. El problema estaba en nuestra comisión.

Me ha intentado regatear de una manera tan chusca y cutre que no he dicho nada.

Me estaba tomando un café mientras ocurría todo esto y  he pedido un bocatilla de jamón. Al despedirme le he preguntado que cuanto era:

-  Son 4,5 €

- Yo estoy dispuesto a pagar 3 €

El sujeto se ha quedado con la boca abierta. Le he pagado 4,5 € y me he marchado. No vamos a hacer ningún Deskontu con ellos.

No es la primera vez que me ocurre lo del regateo, ni será la última. Hoy me he calentado por las malas formas que ha utilizado, otras veces, dependiendo de la necesidad, incluso acepto el juego. Pero creo que no es el camino.

Si algún producto o servicio te parece caro, no lo compres, no lo uses. Pero por favor, no intentes regatear. Es muy feo.

2 pensamientos en “Regateando que es gerundio

  1. valentina dice:

    Si te das cuenta el esfuerzo que lleva tu trabajo, que menos que darte cuenta que el de los demás tb cuesta lo suyo.y si no, quedate en tu garito, solito.

  2. Emma dice:

    Txomin, acabo de ver tu blog por primera vez!!!!

    totalmente de acuerdo… es más, yo odio tanto el regateo que lo pasó fatal en los sitios donde culturalmente está mal visto no regatear.. Recuerdo que en Punta cana, pasaba todas las noches por el pasillo que llevaba al restaurante, corriendo y mirando para abajo, porque se ponían unos artesanos que te llevaban a su puesto y empezaban a regatear… me ponía mala!!!

    Le tenías que haber dicho.. un bocatín 4,5€? que te crees que es esto… el empire state?…

Deja un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

Logo de WordPress.com

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Cambiar )

Connecting to %s

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.